Es recomendable llegar 20 minutos antes de la hora programada para la entrevista. Ser puntual es garantía de eficiencia.
Tu apariencia es importante para el reclutador, refleja tu presentación, seguridad, atención al detalle, aspiraciones y actitud. Viste modesta y adecuadamente.
Tu prioridad en ese momento debe ser la entrevista de trabajo. Apaga tu teléfono, no mastiques chicle y no fumes.
La remuneración es un tema muy importante, no lo negamos, sin embargo tu motivación debe ser principalmente obtener tu trabajo. Evita hablar de sueldo la primera cita.
Siempre debes de expresarte con sencillez y educación, sin caer en lo pomposo ni en el exceso de confianza. Cuida tus palabras.
La actitud ganadora en una entrevista de trabajo es ir con disponibilidad y apertura para hablar de cualquier tema relacionado a tu perfil laboral, vacante, empresa o industria, pero manteniendo siempre un trato profesional. Sé positivo.

POR ÚLTIMO

Tú eres el responsable de crear empatía con el entrevistador. Sonrie, no solamente con el entrevistador, desde el policia de la entrada, recepcionista, hasta con el director general.